TRADUCIR
  
 

Video
Galería

Beatriz Falero, una de las máximas cuentistas de Iberoamérica viene a Mazatlán
Beatriz Falero, figura reconocida en el arte de contar historias en Iberoamérica, viene a Mazatlán a compartir su experiencia de más de 25 años como formadora de profesionales de la oralidad.


Fundadora de la Asociación Mexicana  de  Narradores Orales Escénicos (Amena), promotora cultural y mujer de palabra, Falero quien ha participado en encuentros internacionales de narración oral en Argentina, Colombia, Cuba, Chile, España, Venezuela, será una de las principales protagonistas del Festival de Cuentahistorias “El  Güilo Mentiras” a realizase del 26 al 29 de septiembre. 

Organizado por Ángela Camacho con apoyo del Instituto de Cultura de Mazatlán, el Festival de Cuentahistorias unirá por primera vez, a narradores y cuentacuentos de Mazatlán, Los Mochis y Culiacán, con narradores orales de trayectoria nacional e internacional provenientes de Durango, Zacatecas, Jalisco, Ciudad de México, Venezuela, Colombia y Cuba.

Beatriz Falero tendrá su primera presentación  el 26 de septiembre a las 18:00 horas en  Casa Haas.  El boleto  cuesta $100.00 y el 29 y 30 de septiembre,  de 10:00 a 14:00 horas impartirá un curso de narración en la Galería Ángela Peralta.   El cupo es limitado, no tiene costo pero el acceso será por invitación.

La cuentista ha sido reconocida por distintas instituciones como la  Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica y Amena; el Gobierno del Distrito Federal en Coyoacán y la Asociación de Narradores Orales de Santa Catarina.

Las presentaciones del Festival de Cuentahistorias serán en el Parque de las ciudades Hermanas, parque Lineal, Plazuela Machado, colonia Benito Juárez, Acuario Mazatlán e Isla de la Piedra.

Además, se rendirá homenaje  al “El  Güilo Mentiras” en su natal Escuinapa a través de la narración de algunos de los cuentos de este popular personaje escuinapense.

Para los organizadores, contar con un personaje como “El  Güilo Mentiras” en Sinaloa, permite acercarse a la tradición oral de los pueblos y recordar los sinaloismos que con el tiempo se van perdiendo y que están presentes en la vida cotidiana de todos.