TRADUCIR
  
 

Video
Galería

Safa Ensamble de Percusiones se luce en el TAP
Este martes en el Teatro Ángela Peralta, Safa demostró los méritos que colocan a la agrupación de Culiacán, entre los mejores ensambles de percusiones en México, al ofrecer un dinámico concierto en el que tambores, una mesa, marimbas, tarolas, platillos y el cuerpo humano fueron sus instrumentos.


Desde lo alto del teatro, una luz en diagonal rompió la oscuridad, un halo que tuvo como destino seis tambores en medio del escenario donde Max Carreón, Alejandro Inda, Edmundo Langner y Diego Rojas se fusionaron en los ritmos africanos de la pieza "Drumming" de Steve Reich.

Grupo invitado en la programación del Festival Cultural Mazatlán 2018, Safa Ensamble de Percusiones continuó el repertorio en una mesa donde interpretaron "Musique de Table" de Thierry de Mey y, después, "Aleación", obra con la que el tamaulipeco Andrés Meza ganó el Primer Concurso Nacional de Composición para Cuarteto de Percusiones, convocado por la Sociedad Artística Sinaloense, el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras y Safa.

Diego Rojas  explicó que Safa  tuvo la iniciativa de organizar el concurso para motivar a los percusionistas del país a componer obras para  percusiones y, a la vez, para que crezca la comunidad y su agrupación se pueda nutrir con un repertorio más contemporáneo y diverso.

No podía faltar una pieza interpretada en la marimba chiapaneca, uno de los instrumentos de percusión que produce los sonidos más hermosos. En ella los músicos de Safa Ensamble de Percusiones interpretaron “Afta tuba!” de Mark Ford y dieron vida a la romántica pieza “Daylight” de Jean Angelus Pichardo,  mención honorífica dentro del concurso antes mencionado.

Uno a uno fueron presentados los cuatro percusionistas, quienes se entregaron al público en un final casi mágico con la interpretación de la romántica y lúdica  pieza “Fractalia” del joven  compositor  Owen Clayton Condon.

Al finalizar el concierto el público  regaló fuertes aplausos a los integrantes de Safa y en reciprocidad los artistas interpretaron una divertida pieza en la que sus manos, pies y cuerpo fueron las percusiones.